martes, junio 17, 2014

MOOCs: la revolución de los itinerarios (nada volverá a ser igual)

Hace meses que en UNIMOOC habíamos creado los itinerarios. Algo que pensamos que es verdaderamente revolucionario en el mundo de los MOOCs. Esta madrugada leía (a través de Zite - Venture Beat). "AT&T and Udacity partner to create the ‘nanodegree,’ a new type of college degree". Estos "nano-grados" de Udacity son nuestros tan preciados itinerarios, un factor de flexibilidad e inteligencia aplicado a los MOOCs.



Qué son los itinerarios

Un alumno puede empezar haciendo un módulo introductorio de biología de una universidad, pasar a continuación por un curso intermedio de cirugía de otra  universidad diferente y terminar con un módulo de nanomedicina de una tercera universidad.  Otro, puede cursar una introducción a la web, seguir con un módulo de emprendimiento y/o alternativamente otro de comercio electrónico o de marketing digital todos de universidades diferentes. Estos intinerarios tienen implicaciones relevantes:
  • Las unidades-módulos de los MOOCs se diseñan para que puedan ser utilizados como inputs de ofertas educativas interesantes para los alumnos y ajustadas a sus requerimientos formativos: una producción flexible para una oferta innovadora.
  • El sistema modular de los MOOCs permite un fácil trasvase de "vasos comunicantes" a nivel formativo. Al respecto nuestra plataforma tecnológica (integradora)  hace posible potenciar las ofertas desde la perspectiva de la complementariedad y del potencial de una concepción abierta.
  • Los itinerarios pueden tener igual o incluso más entidad que los propios cursos. Y por supuesto contar con la certificación individualizada o compartida que las instituciones educativas acuerden.
  • Los itinerarios son productos teóricamente muy flexibles y moldeables para diseñar productos atractivos. Los límites nos los auto-imponemos a través de acuerdos o convenios.
  • ¿Por qué los itinerarios en los MOOCs?. Porque su metodología con vídeos de muy corta duración, módulos cortos con contenidos muy estructurados y segmentados  permite configurar y diseñar fácilmente, sin costes adicionales relevantes, productos muy diferentes.

Por qué son tan importantes los itinerarios

Hay muchas ventajas asociadas a este nuevo concepto. Voy a sintetizar las más importantes:

1. Hibridar conocimientos. Es una oportunidad extraordinaria, rápida y sencilla para hibridar conocimientos. Conectar "vasos comunicantes" a nivel formativo entre la computación, la biología, la medicina, la nanotecnología, las humanidades, el derecho, la economía, la sociología... Algo que ha siso destacado por los presidentes de las universidades americanas como fundamental (Los Presidentes de las universidades estadounidenses y el cambio)

2. Colaboración inter-universitaria. La unión puede ser la fuerza. Productos formativos de diversas instituciones educativas y universidades conectados para el beneficio de los alumnos que pueden seguir ofertas competitivas e innovadoras. Es una oportunidad para conectar partes de cursos o cursos producidos por diferentes universidades o instituciones educativas e incluso empresas (conocimientos prácticos) sobre la base de la complementariedad y competitividad.

3. Productos personalizados para los alumnos. Dependiendo del nivel o formación de los diferentes alumnos (diferente según su origen internacional o disciplinar) los itinerarios pueden paliar los déficits a través del diseño de propuestas que hagan frente a las carencias formativas.

4. Aprendizaje continuo. Una herramienta flexible para el aprendizaje continuo fácilmente adaptable a los cambios y las innovaciones, a la incorporación de nuevos productos

5. Consolidan una educación abierta y transversal con todo el potencial que esto representa.

Hay otros muchos factores importantes que podríamos citar: como el fomento del trabajo colaborativo a nivel metodológico entre profesores, la cooperación internacional universitaria, etc. Y este nuevo marco exigirá progresar en vías muy interesantes como la certificación compartida o transferida, etc.

Los itinerarios de UNIMOOC (con UNESCO y otros)

Los itinerarios recogen una serie de módulos y lecciones desarrollados en UniMOOC que reúnen los conocimientos necesarios sobre una determinada materia o temática. Estos módulos pueden extraerse de cursos completamente distintos, apostando por una educación abierta y transversal.

Los itinerarios se crean a partir de la solicitud y colaboración con terceras instituciones, que deseen acreditar a los estudiantes con un certificado o diploma especial una vez superados todos los módulos. De esta forma, son organizaciones con una larga tradición y prestigio, como el Club UNESCO (o Google), quienes reconocen el itinerario y el conocimiento adquirido.

Hace unos meses inauguramos nuestros primeros itinerarios a través de un acuerdo con la UNESCO:

Remito a algunas páginas de itinerarios de UNIMOOC:
PD- Una de las desventajas de no estar en California o en Boston es que si haces algo su proyección internacional es irrelevante. Hoy con el anuncio de Udacity he tomado conciencia de la desventaja que supone estar en este pequeño país del sur de Europa que cuando destaca internacionalmente lo hace por cosas como el "derecho al olvido". Para olvidar...

Temas relacionados con MOOCs: la revolución de los itinerarios:

domingo, junio 15, 2014

Los materiales docentes tradicionales no sirven para los MOOCs (y los métodos tampoco)



Creo que nos volvemos a confundir. En el ámbito universitario todavía hoy escucho con frecuencia quienes alaban los campus virtuales cerrados, pese a que el MIT nos dio un toque de atención a todos hace ya más de 10 años con su OpenCourseWare (y todas sus implicaciones).

John Hennessy, persona a la que admiro, Presidente de la Universidad de Stanford, ha dado la más reciente señal de alarma (en mi humilde opinión en una dirección equivocada) al sostener en una entrevista en Financial Times (Online Courses are too big to work) en la que señala que los MOOCs son excesivamente masivos y abiertos para que funcionen...¡Claro es que son MOOCs!

Los MOOCs son el resultado de un fuerte grito de la sociedad digital. Los nativos, milenials y otros conversos están gritando con fuerza a las universidades: ¡¡¡¡Ehhh estamos aquí, queremos otra cosa!!!, ¡Queremos aprender cosas distintas y de forma diferente!

A partir de aquí, está todo por hacer. No sé sinceramente si el problema a corto plazo, puede resolverse "cerrando y desmasificando". Hay riesgo de que interpretemos mal las señales. Volver a lo cerrado, o al elitismo de un tutor personal para cada alumno (Nobel Price guy, of course!) en mi opinión es no entender bien el problema.

Necesidades o limitaciones actuales de los MOOCs


Si tuviera que identificar las necesidades o limitaciones que afectan actualmente a los MOOCS, actualmente señalaría tres cosas:


1. Revolución  (innovación disruptiva) en los métodos y materiales docentes. Los métodos y los materiales docentes tradicionales no sirven para los MOOCs. Hay que empezar una muy profunda revolución en la elaboración de materiales, en cambio rádical de los métodos. La imagen de arriba sintetiza bien lo que pienso. En esto está casi todo por hacer.

2. Los cursos tradicionales no sirven para los MOOCs. Urge integrar la formación presencial universitaria con los MOOCs y sus herramientas digitales básicas, donde ese aprendizaje abierto y masivo  debe verse como complementario. Los MOOCs en estas primeras etapas deberían estar más unidos al aprendizaje continuo, especializado, complementario, etc y no empeñarse en presentarlo como una alternativa real o futura a lo presencial.

3. Certificar en igualdad de condiciones. Resueltos los dos primeros puntos, las universidades deben certificar los MOOCs en igualdad de condiciones que lo hacen con sus cursos convencionales, salvando obviamente obstáculos y limitaciones ya conocidas.

Si no se dan estas tres características no podemos hablar de fracaso de los MOOCs. Más bien de malinterpretación de las señales que nos están dando.

Ni cerrar, ni desmasificar: seducir a los alumnos con nuevos métodos


Los más urgente es seducir a los alumnos masivos para que no abandonen los MOOCS.

El remedio no es cerrar o desmasificar. Eso ya se intento a finales de los noventa por las mejores universidades del mundo.

No queda más solución que hacer unos materiales digitales que no estén sujetos a la edad analógica, a la lecciones tradicionales, al papel, a la sistematización convencional, sino al vídeo moderno, al hipertexto, la interacción y la "gamificación". Y poniendo foco en las inmensas posibilidades de cientos de herramientas y Apps que se están desarrollando en el mundo digital, extrapolándolas a la enseñanza en todos sus niveles.

Cómo y dónde enfocar los MOOCS


Es muy interesante lo que destaca Israel Ruiz Vice- Presidente del MIT al señalar que las grandes organizaciones no saben asimilar y gestionar bien en tiempo y forma las innovaciones disruptivas. Lo señalaba hablando de sus MOOCs y la gestación del proyecto Edex en el entorno MIT.

Al respecto, los MOOCs deben someterse a una larga etapa experimental. Innovaciones de alto calado en los materiales y métodos docentes, aprendizaje colaborativo y social (abierto y masivo, claro), "gamificación" y pasos más valientes en la certificación...

Tal como señala Israel Ruiz me caben dudas si directamente las universidades son el mejor ámbito para desarrollar con éxito el modelo educativo que potencialmente se esconde tras los MOOCs. Si tuviera que aconsejar propondría que montaran una ETB (Empresa de Base Tecnológica) con gente emprendedora, con la voluntad de hibridar conocimientos, asimilar innovaciones disruptivas y emplear los recursos (escasos) muy eficientemente.

En UNIMOOC venimos tratando a los MOOCs como una startup de low cost que guía sus  pasos con un sencillo lean canvas, pivotando y sin miedo a las innovaciones disruptivas, más bien lo contrario. Quizás por eso, el proyecto está en su mejor momento y sin parar de generar un feedback positivo. En esta línea está nuestra aportación de los itinerarios - MOOCs.

Hace unas semanas, en un encuentro en torno al CourseBuider, celebrado en Suiza y organizado por Google Education Europe, la experiencia recibió los mayores reconocimientos de las más prestigiosas universidades europeas. Lo dicho, startup, lean canvas, pivotar, poner foco, experimentar (itinerarios) disfrutar las innovaciones disruptivas e incluso, la canibalización (educativa)...

Temas relacionados:


Desarrollar la economía digital en España (a propósito del Observatorio ADEI)

Con Bárbara Navarro (Google) y Emilio Ontiveros (AFI)  en la presentación de ADEI
Hace meses debería haber hablado del Observatorio ADEI (Observatorio para el Análisis y el Desarrollo Económico de Internet), ya que hemos tenido varias sesiones del Consejo Asesor y los primeros informes y estudios, así como su presentación en los medios de comunicación hace apenas un par de meses.

Desarrollar la economía digital en España es un sueño que nos gustaría fuera realidad a muchos en este país. Es tanto como apostar por la competitividad, la modernización de las administraciones públicas, asimilar como inputs y sólidas ventajas las innovaciones más disruptivas, propiciar liderazgos en comercio electrónico, ciudades inteligentes, tecnologías de la educación, etc. etc. En definitiva, apostar por el futuro.

No siempre las vías son las más acertadas. La regulación  y desarrollo normativo en general peca por exceso o por defecto en toda Europa. Frente a Asia o Estados Unidos, Europa no ha entendido las bases que definen el desarrollo de la economía digital. El resultado: en aras a hipotéticos derechos de privacidad, propiedad intelectual, etc en términos relativos estamos castigando a nuestras startups y empresas digitales en general. No hay empresas de referencia en Europa entre las grandes corporaciones digitales del mundo. Y lo peor no se ha encendido ninguna luz de alerta ni en Bruselas, ni en Madrid...

Desarrollar la economía digital, impulsar la digitalización de las empresas en general, es lo que nos dará una ventaja competitiva decisiva en los momentos actuales. 

Es estimulante compartir las inquietudes de ADEI con Bárbara Navarro (Directora de Políticas y Asuntos Públicos de Google para el Sur de Europa)  y Emilio Ontiveros (Presidente de Analistas Financieros Internacionales). Por una parte el equipo de AFI elabora puntualmente estudios sobre las áreas de
  • Crecimiento, empresa, competitividad y emprendimiento; 
  • Modernización del sector público; 
  • y Educación y empleo. 
Consejo Asesor ADEI

 Por otra, el Consejo Asesor evalúa y debate este tipo de trabajo de forma muy fructífera.
El Consejo Asesor está formado por nombres muy relevantes de la sociedad digital en España, con vínculos a nivel institucional que posibilitan difundir los avances y conclusiones de los diferentes estudios. Y además buenos amigos y amigas: Ana María Llopis, Fernando Ballestero, Francesc Fajula, Fernando Ballestero, Edmundo Bal, Senén Barro, Amuda Goueli, Marcos Sacristán, Borja Adsuara, Juan Carlos Rodríguez, Borja Adsuara, Iñigo de la Serna, María Benjumea, Mónica Oriol, Ignacio Escolar, Martín Pérez...

Parte del Comité Asesor en la "cocina" (nunca mejor dicho)

Temas relacionados con Desarrollar la economía digital en España: