martes, septiembre 30, 2008

La carencia de ideas

Cuesta trabajo que entre tanto discurso y palabrería haya la más absoluta carencia de liderazgo e ideas. Es en épocas de crisis donde realmente se identifica la verdadera capacidad de respuesta de los líderes políticos. Y que cosecha más baldía.

En época de bonanza todo el esperpento político se encumbra en parabienes, poses y aparentes genialidades bien cultivadas por la moderna ciencia de la comunicación. Cuánta gente ha vivido durante los últimos años al amparo de una coyuntura que arrastraba ineficiencias y carencias descomunales...

¿Y ahora? ¿Dónde está la inteligencia? ¿Las capacidades difundidas mediáticamente? ¿Por qué están mudas las voces de tanto acólito otrora tan chillón...? Y ahora a tirar balones fuera.

Nota posterior: He dedicado mi artículo quincenal de Información a este tema. Título: Ante las crisis: confianza y transparencia.

Nota posterior: Creo que una lectura obligada para explicarla carencia de ideas de los economistas ante la crisis económica: Los economistas y la previsión de la crisis económica.
Publicar un comentario