martes, febrero 27, 2007

Ideas para la era de la globalización

La globalización desata fobias y euforias. El análisis de la globalización y de sus problemas es altamente complejo y no siempre satisfactorio a juzgar por las repuestas sociales y la evolución de los grandes acontecimientos que se vienen desarrollando en las últimas décadas. Se echan en falta análisis sosegados, rigurosos y muy especialmente, ideas.

Sí, ideas para resolver los problemas más acuciantes, minimizar riesgos, desventajas y maximizar beneficios.

Hace unos años tuve el privilegio de ser invitado a formar parte de The International S.T.E.P.S. Foundation (las siglas corresponden a Science, Technology, Economics, Politics for Society) y de ser incluido en su International Committee. En el influyente French Committee hay una atractiva mezcla nombres como los de François Jacob, Pierre Laffitte, André Legrand, Yves Queré, Serge Tchuruc, Alain Touraine ... Y en el Comité Internacional también se da una representación muy amplia de personas por países y especialidades.

Por un error de correo, me llega con retraso su última publicación "Improving Global Welfare and Security via Communication". Una publicación que tengo que confesar le estoy sacando el máximo provecho para mis clases de Economía de la Globalización (ver también Curso de Economía de la Globalización).

La diversidad de participantes en los eventos de S.T.E.P.S es uno de sus activos y atractivos más importantes. Una nómina de urgenciaen su reunión del 2005: Asis Kumar (India y Vice- Chancellor de la Calcutta University); Göran Bexell (uno de los rectores más sobresalientes de Suecia); el matemático escocés Gavin Brown (University of Manchester School of Computer Science); Tam Dallyel (rector de la University of Edinburgh); el holandés Peter J. D. Drenth, uno de los psicólogos más reconocidos internacionalmente en la actualidad; Mohamed H. A. Hassan, Presidente de la Academia Africana de las Ciencias (AAS), el influyente y laureado físico Leon M. Lederman; el Premio Nobel de Química Yuan Tseh Lee (Taiwan, actualmente en Harvard University), entre otros.

Entre los no mencionados está Peter Gregson, Presidente de la Queen´s University (2004, Belfast), su tema: "A Shrinking World: A Growing Challenge". Un tema que por su atractivo, prefiero mencionar más ampliamente en un próximo post.

Aquí termino reiterando lo dicho: bienvenidas ideas que permitan afrontar la globalización. Menos ruido y más eficacia.

lunes, febrero 26, 2007

El alcance social de la actividad investigadora

Con el título La investigación y su compromiso con la sociedad, trato de subrayar las ventajas de los contenidos abiertos y del sistema de edición online. También me refiero a la productividad social de nuestra activividad investigadora. No parece que este sea un tema suficientemente debatido. Hay muchas dosis de conformismo y cierta tendencia acomodaticia.

He pedido ideas y observaciones críticas al texto publicado. Los comentarios y aportaciones que he recibido diría que son más interesantes que el propio texto original. Siendo coherente con el planteamiento general y el principio de que el conocimiento que se comparte crece, recojo más abajo algunas de estas ideas y opiniones. Me refiero a las iniciales de los autores dado que su redacción refleja un estilo de comunicación más informal, plasmada en los correos eletrónicos que hemos intercambiado.

Me ha alegrado, por ejemplo, que sin perder el optimismo, se insista en la autocrítica a nuestras deficiencias e insuficiencias, o dicho por su nombre: "miserias". No reconocerlas tendría el riesgo de condenarnos a vivir con ellas toda la vida. Esto queda reflejado por JMP de forma muy directa y sincera :

"... el tema es complejo y extenso. Es cierto lo de los sanedrines, mercadeo, etc... en la ciencia publicada. Es cierto, también, y esto no lo he visto, o no he sabido verlo en tu escrito, los celos y miserias humanas que se esconden debajo de la bata blanca (¿pureza?) del investigador. Esto sí que es un escollo difícil de sortear, en el intento de que un trabajo de investigación siga evaluándose y perfeccionándose (de forma abierta) en el tiempo. Lo anteriormente dicho no implica, por lo menos en mi caso, postura pesimista alguna. Todo lo contrario, creo firmemente en un futuro de mayor libertad y de compromiso social de la Ciencia. Internet, hoy en día, y como se llame lo que lo sustituya en un futuro no lejano, representa un campo muy apropiado para que fructifiquen, en los creadores de conocimiento, las semillas de la generosidad y de la rentabilidad social de su trabajo" (JMP).

Otro tema importante que me alegro se haya suscitado a través del artículo es el de los "gallifantes". CR señala algo que está en mente de muchos y es la perversidad que puede generar este sistema en materia de círculos cerrados y pérdida de libertad investigadora. Por otra parte, cierto es que los nuevos sistemas de edición vía Internet suscitan interrogantes que deberíamos ser capaces de responder con diligencia y rigor.

"1.- La investigación ha de ser relevante socialmente, que para eso nos pagan.
2.- La publicación en determinadas revistas para obtener los "gallifantes" puede generar perversas consecuencias: círculos cerrados y pérdida de libertad en la elección del objeto de investigación (ej.: como tengo que publicar en una revista extranjera, los temas/problemas de mi comarca no venden), asi que sólo se investiga "lo publicable" y la libertad de cátedra/investigación a freir monas.
3.- Fantástica idea la de investigar "on line" el los Plos-one. Pero problema: ¿cómo se evaluaría la actividad investigadora individual?,¿cómo se selecciona a los evaluadores iniciales?, ¿cómo medir la calidad de una aportación?,¿la utlidad social?¿por el número de visitas al artículo, por el número de aportaciones de otros investigadores, por la calidad de esas discusiones , por las polémicas suscitadas,?... ¿? "(C.R.)

Investigar para publicar con rigor e irrelevancia es una de las perversidades más serias que afectan a la investigación actual. La petulancia suele ser un añadido posterior en la gota que colma el vaso. MP insistir además en el perjuicio de los "gallifantes". Los economistas deberíamos ser más eficientes a la hora de medir la productividad investigadora.

"Creo que se plantea una fórmula muy adecuada y actual para acabar de una vez con el principio tan extendido entre los investigadores españoles de "Investigar para publicar". Yo no he conocido a ninguno que no trabajara sin tener presente esta intención. Si no era así , el tema no interesaba. Creo que la implantación de los conocidos "gallifantes" (sexenios de investigación) han perjudicado mucho. Ha aumentado enormemente la cantidad de trabajos, pero no su calidad y su novedad. Por otra parte la divulgación de los trabajos e ideas a través de Internet puede evitar la excesiva reiteración de trabajos mas o menos similares de los mismos autores en distintas revistas amparandose en la mayor divulgación de los mismos, cuando todos sabemos que la intención de los autores no es precisamente esa. Me ha gustado la frase "El rigor, la petulancia y la irrelevancia pueden ir de la mano más frecuentemente de lo que somos capaces de reconocer", aunque yo cambiaría "pueden" por "suelen" (M.P.).

Un tema clave son los intereses creados. Probablemente son de tanta entidad que tal vez se conviertan es un decisivo freno a la hora de promover las reformas e iniciativas necesarias. FP lo plantea con claridad:

"No solo se pone el dedo en la llaga respecto a los intereses creados por los que alejados de las técnicas modernas del trabajo por medios informáticos, empleo de Internet, etc., están todavía en su campana de cristal y, con el egoísmo de capitalizar las escasas rentas que les quedan, no quieren que se abra la puerta de la innovación tecnológica a la investigación, porque el postulado de Bitton sobre la electrónica avanzada "cuando la entiendes ya está obsoleta" les duele -ya que supone el estudio constante para no quedar atrás-, y el sentimiento de grupo y el interés por el avance es menor que el mal que les genera la pérdida de protagonismo, sino que se establece un magnífico listado de ventajas científicas y sociales que se derivarían del empleo de ello frente a al proceder ortodoxo. No cabe la menor duda de que si los investigadores creásemos nuestros propios grupos de demanda de materias objeto de estudio; si existiesen los bancos de trabajos en constante proceso, en los que pudieras ver hasta dónde se ha llegado y si tú puedes aportar algo más; si antes de conceder las ayudas y subvenciones se exigiese la publicación universal y abierta a la comunidad científica por medios telemáticos, se avanzaría más deprisa, se perdería menos tiempo, se lograría la adecuada difusión, se reducirían costes, al fin, y se elevaría de forma exponencial la productividad (F.P.).


M. H. me señala un argumento importante de tipo ecológico que considero no destacamos de forma adecuada cuando nos referimos a las publicaciones online, asocidas a menores costes ambientales.

"Se produce una reducción de costes ambientales al eliminar la difusión en papel. Aunque podría argumentarse que muchos lectores imprimen los trabajos publicados en la red, generando más consumo de papel, en realidad el lector de revistas de carácter científico impresas en papel también suele realizar copias en papel dado que frecuentemtne se encuentran ubicadas en hemerotecas. La reducción final sería, pues, la atribuible a la no impresión de la revista original, manteniendo aproximadamente constante el gasto en papel de fotocopia o impresora" (MH).

R.M. hace una estimulante reflexión calificando el tema como "central en el debate científico actual y muy sugerente e interesante". Reproduzco a continuación algunos puntos de su reflexción:

"Abre un camino de enorme trascedencia, pues pone en cuestión, la propiedad del conocimiento, su difusión y su utilización por las élites productoras de ciencia y por las instituciones que financian la investigación" ... "Investigar para publicar" es el modus vivendi de buena parte de los investigadores del mundo en cualquier rama de la ciencia. Las "publicaciones curriculares" que no aportan ningún resultado relevante al conocimiento, jalonan los curriculos y las nóminas (complemento de investigación) de buena parte de nuestros compañeros universitarios. "Investigar para obtener resultados relevantes" me parece una propuesta revolucionaria, adobada con el principio de que "el conocimiento que se comparte crece". Pues, claro que sí, pero, no genera derechos de autor.... La edición digital abierta le corta el "chollo" a muchos. Les arrebata poder y beneficios a los mandarines científicos y económicos de la ciencia, a los que les importa un carajo la productividad social de la ciencia y el bienestar social en su conjunto....¿Qué pasaría con las patentes en caso de que la investigación fuese en red y no pudiese ser patrimonializada por una sociedad mercantil o por un grupo de investigación? Los beneficios económicos ¿sólo se producirían en la fase de desarrollo de una idea o de un producto y en la fase comercialización en un mercado perfecto? ¿desaparecerían en el mercado las diferencias en el dominio de la información?. Todo eso me parece dinamita conceptual de muy larga onda...

domingo, febrero 25, 2007

La economía del conocimiento y la cocina creativa

Hoy publico en el Diario Información un artículo sobre la economía del conocimiento y los fogones. En su versión online el artículo se titula: Tecnología, innovación, conocimiento y... cocina creativa. Alguno puede pensar que se trata de una sencilla especulación a modo de pasatiempo dominguero. Obviamente está en su derecho de creerlo así.

Pocas veces los universitarios estamos prestos a recibir lecciones de colectivos ajenos al sanedrín académico. Y qué decir que los grandes sectores económicos, cuyo pensamiento ortodoxo pagan caro con frecuencia en un mercado que no entiende de dogmatismos, ni de exclusiones gratuitas.

Quizás los economistas españoles deberíamos prestar más atención a determinados casos de éxito, vengan de donde vengan. Que la cocina española haya alcanzado en poquísimos años ser uno de los referentes mundiales de mayor prestigio e influencia, y que esto haya desancadenado un movimiento de amplísima extensión en nuestra geográfia, es más que suficiente para que fuera objeto de nuestro análisis y atención.

El artículo publicado hoy no tiene mayor pretención que fomentar un mayor atrevemiento a la hora de prestar atención a determinados temas y de hacer nuestros análisis y valoraciones.

viernes, febrero 16, 2007

Captación de empresas innovadoras y emprendedores tecnológicos en USA

La Association of University Research Parks (AURP) organiza una cumbre en Washington para celebrar sus 20 años. Hace unos ocho hacia un seguimiento de las iniciativas, ideas y trabajos de esta organización. Hoy, ya desde una eprpectiva más distante, me satisface ver que su existencia representa una clara evidencia del importante papel que pueden desempeñar este tipo de entornos en el progreso de la economía de un país.

Al respecto, observo el título de uno de los paneles: "Captación de empresas innovadoras y emprendedores tecnológicos en los Estados Unidos". En esta nueva etapa en Alicante, me abran escrito no menos de una veintena de jóvenes empresarios que tratan de impulsar empresas o proyectos relacionados con las nuevas tecnologías. Un auténtico activo para una provincia de Alicante.

Y es que en un mundo donde la innovación y el conocimiento son claves, parece que las universidades tienen que desempeñar un relevante papel. Pero, en el ámbito americano ya se ha pasado a la acción. Más allá de la toma de conciencia y de grandielocuentes palabras, lo que importa es atraer a la gente que debe estar donde debe estar.

miércoles, febrero 14, 2007

Arquitectura bioclimática

El Comisario europeo de Energía, Andris Piebalgs, estuvo hace unos días en Madrid para presentar la nueva Estrategia Europea para la Energía. Parece que la cruzada de Al Gore va dando resultados. Andris Piebalgs presentó un paquete de medidas para luchar contra el cambio climático e impulsar la competitividad y la seguridad energética en la Unión Europea.

Durante su estancia en Madrid, el Comisario visitó además el Centro de Control de Red Eléctrica Española y el edificio Ecobox, perteneciente a la Fundación Metrópoli y que ha sido construido con criterios de sostenibilidad y arquitectura avanzada.

Ecobox

El edificio Ecobox fue idea de Alfonso Vegara para impulsar la Fundación Metrópoli. Ser pionero y anticiparse al futuro no siempre es reconocido en este país como se merece. Me alegra sobremanera que esta iniciativa tenga el reconocimiento explícito del Comisario Europeo de la Energía.

domingo, febrero 11, 2007

Las exigencias de la globalización para las empresas

Hoy domingo en el diario Información -versión online en Las exigencias de la globalización vuelvo con un tema que ya he abordado en otras ocasiones en diferentes aproximaciones.

A propósito de estos temas, he recibido estos días de Jordi Vilaseca dos interesantes volúmenes que recomiendo. El primero "Cap a l´empresa xarxa. Les TIC i les transformacions de l´activitat empresarial a Catalunya" (en colaboración con Joan Torrent y con prólogo de Manuel Castells). El segundo "Principis d´economia del coneixement" (también en colaboración con Joan Torrent y con prólogo de Gabriel Ferraté). Ambas obras están publicadas en la Editorial UOC.

El índice de este segundo libro me lleva a la economía japonesa (hay un subepígrafe que establece una comparación del desarrollo de la economía del conocimiento en ambos países). En la década de los sesenta y principios de los setenta la economía japonesa era una de las más dinámicas del mundo. Su modelo de crecimiento industrial era estudiado con verdadero interés por los economistas. Hasta hace bien poco, la economía japonesa estaba sumida en un pozo del que le ha costado salir...

Y es que los modelos de éxito se agotan si no se asimilan nuevas claves y parámetros de futuro. La industria, la construcción, deberán introducir cambios importantes acordes con el marco de la economía del conocimiento. Y el aviso puede venir de forma bastante inesperada de la mano de los avances de la nanotecnología.

Temas:

miércoles, febrero 07, 2007

Métrica de la sociedad de información

Congratula encontrarse investigaciones en las universidades españolas como la leida hace un par de días en la Universidad de Oviedo. Su autora: María Rosalía Vicente Cuervo y el título: "Métrica e indicadores de la sociedad de la información. Una aproximación a la difusión de las TIC y a la brecha digital". Dirigida por los profesores Rigoberto Pérez Suárez y Ana Jesús López Menéndez, ambos con una fructífera y amplia trayectoria de proyectos y actividades relacionadas con Internet.

Un pleno acierto esta investigación que viene a responder a una necesidad apremiante: medir, cuantificar e identificar indicadores relevantes para poder diagnósticar y diseñar políticas eficaces que favorezcan el desarrollo de la sociedad de la información. Especialmente en un país como España que, tras situarse sitemáticamente a la cola de la UE, observa como los programas tipo Info XXI o el propio Plan Avanza no aciertan a la hora de dar en la diana.

No voy a adelantar las aportaciones de la tesis dado que corresponde a la autora hacerlo en tiempo y forma. Pero sí destacar el valor de las reflexiones de los miembros del Tribunal que una tesis de este tipo es capaz de provocar. Al respecto fueron interesantísimas las intervenciones de Jordi Vilaseca y Antonio Pulido, asi como las de los miembros participantes de la Universidad de Oviedo (Covadonga Caso Pardo e Isidro Sánchez Álvarez). Con esta línea de investigación la Universidad de Oviedo se posiciona muy inteligentemente en un tema clave.

Lo dicho, levanta la moral conocer y compartir ideas sobre estas cosas y muy especialmente aprender, algo muy necesario e higiénico en esto de Internet.