domingo, marzo 25, 2007

Invertir en imagen y suspender en innovación

Invertir en imagen

En el artículo del diario Información de hoy domingo hablo de ¿Invertir en imagen?. Me refiero a los excesos de las empresas e instituciones en "fabricar" en demasía una imagen que no se corresponde con la realidad y que les permite prescindir de políticas complejas que la harían posible.

Estamos en un mundo en el que los profesionales de la imagen se hacen cada vez más imprescindibles creando ficciones y generando riesgos relevantes para las empresas y la sociedad en general. En demasiados temas no se abordan los problemas de fondo, ni las estrategias para solucionarlos, sino las políticas de imagen que transmiten al ciudadano, cliente, etc. que los productos, la gestión son excelentes, se hace todo muy bien...

Suspender en innovación

Precisamente al hilo de este razonamiento leo en el País (Negocios) el titular "Suspenso en innovación". "España marcha en el furgón de cola entre las economías desarrolladas en el proceso de adaptación a los cambios desencadenados por las nuevas tecnologías de la información" .

El mencionado titular -que abre la sección de negocios de El País- viene a recoger argumentos en los que se he insistido mucho tomando como base un nuevo informe de Accenture y el Consejo de Lisboa (organismo encargado de supervisar los objetivos de la cumbre europea de 2.000). Confirma una vez más la pasmosa lentitud con la que España se adapta a la economía del conocimiento.

Las tres variables en las que suspende España
  • Inversión en Educación e I+D
  • Número de Universidades de alto nivel
  • Número de licenciados en Ciencia y Tecnología

Jordi Vilaseca habla con claridad: "No estamos haciendo una apuesta clara para incorporar las nuevas tecnologías a nuestras actividades tradicionales".



Perspectivas pesimistas



En la actualidad el peso del empleo en la "industria del conocimiento" en la UE -15 oscila entre la de países a la cabeza como: Suecia (54,3%), Dinamarca (49,1 %), Reino Unido (48,0%)... y la cola: España (31,7%), Grecia (26,6%) y Portugal (26,0%), según datos de Eurostat referidos a 2005. La economía española está a casi diez puntos de distancia de la media europea (41,4%). Todo esto sin olvidar que Estados Unidos va muy por delante de Europa. El primero invierte el 6,6 % de su PIB, frente el 3,7% del Reino Unido o Francia.

Al parecer alguien hace las cuentas y las cosas van a peor. España perdería entre un 20% y un 35% de los licenciados universitarios en los próximos 10 años, con dependencia de la captación de talentos y capital humano del extranjero.




Invertir en imagen y suspender en innovación

Sin embargo, la sociedad está tranquila. Las políticas de imagen se encargan de resaltar todos los indicadores positivos: somos la 8 ª potencia económica del mundo, generamos un tercio del empleo total en Europa, el 2,5% del PIB mundial, etc.

Incluso vamos al MIT y hacemos una campaña de imagen en la que mencionamos que somos líderes en innovación "generando soluciones avanzadas" en sectores como el aeroespacial, biotecnología, tecnología ferroviaria, energías renovables, etc. etc.

Los ciudadanos contentos, las empresas tranquilas... España va bien. Las políticas de imagen lo dicen.

Publicar un comentario