sábado, julio 22, 2006

Las ganancias de Google

Casi todos los medios de comunicación se hacen eco de los resultados de Google en este segundo cuatrimestre de 2006. Han superado las expectativas de todos los analistas, incluso los más optimistas. Las ganancias de Google se han duplicado en este primer semestre respecto a 2005. Cuando en 2005 se multiplicaron por siete, muchos analistas lo interpretaron como una euforia pasajera ligada a "otra burbuja". Algunos incluso señalaron que el mercado no aprendía las lecciones... Ahora, casi toda la prensa especializada habla de "consolidación del liderazgo de Google".

Vengo insistiendo en lo que he escrito durante estos dos últimos años que "lo de Google es otra cosa". Es la primera empresa global que sabe entender lo que está ocurriendo en Internet. Lo sabe porque sencillamente conoce lo que busca la gente de todo el mundo, de cada país, de cada región, incluso de cada pueblo y actúa en consecuencia. Por esta razón, les prepara anticipadamente lo que quieren o van a demandar de forma relevante en un futuro muy próximo: blogs, maps, vídeos, fotos, sistemas de pago, publicidad...

Microsoft nunca entendió la red. Para esta empresa Internet fue un subproducto de un negocio que consistía en empaquetar de la forma más tradicional el software de un sistema operativo y distribuirlo convencionalmente por todo el mundo. Por no hacer... ni tan siquiera propició una descarga online de pago de este software hasta que vio una potencial competencia a través de esta vía. Yahoo debería haber entendido la red, pero infravaloró en un momento clave el papel de un buscador, dándole a Google un monopolio bastante absoluto del mercado. Cuando reaccionó, Google ya disponía de una ventaja sustancial. La variable tiempo, "los tiempos"-tal como señala frecuentemente un empresario amigo- son claves en los negocios.

A riesgo de ser pesado: ¡es la publicidad contextual estup... !

Podemos ahora hacerle mil loas a Google. Pero lo verdaderamente relevante y productivo, en mi modesta opinión, es preguntarse en estos momentos "el porqué" de las ganancias de Google. La respuesta es muy sencilla y la recogen todos los medios: la publicidad contextual -Adwords y Adsense-. Así que les propongo otra: ¿Cómo es posible que haya tantos "ingenuos" en un país como Estados Unidos y en el resto del mundo como para contratar tanta publicidad contextual y propiciar tan elevadas ganancias a la empresa de Mountain View en contínuo ascenso en los dos últimos años?

Les sugiero otra respuesta-pregunta muy simple: ¿no será que la publicidad contextual funciona? Hace un año y medio publiqué en un extenso artículo sobre la publicidad contextual las muy significativas ventajas de este tipo de publicidad. Desde entonces he leído de todo. Desde críticas feroces, descalificaciones derivadas de fraude de los clics, etc. Bueno, pues propongo que a la luz de la continuidad de las ganancias de Google y la consolidación de ese liderazgo mediático reflexionemos nuevamente sobre las ventajas de la publicidad contextual. Es importante.

Si realmente funciona, como aparenta, hay algunas empresas que probablemente no actúan con eficiencia a la hora de diseñar sus campañas de marketing, o no la aprovechan con eficiencia por no saber diseñar los productos, los precios y los sistemas... Puede que el problema no esté en la publicidad contextual, sino en el modelo de negocio online de la empresa en cuestión... Hace algunas semanas publicaba un artículo algo provocativo sobre las páginas web en la empresa. En el mismo pueden encontrarse alguna razones del chasco que envuelve a algunas empresas en lo relacionado con Internet.

Tembién hace unos meses el Vicepresidente de Google Nikesh Arora, manifestaba en Madrid su 'decepción' por la situación del mercado español ante la baja penetración de la banda ancha y el escaso volumen de ingresos por publicidad online (Ver Noticia Cinco Días). Al margen de la lógicas preocupaciones comerciales de Google, a mi me preocupa en cuanto a indicador de un bajo uso en términos relativos de una eficiente herramienta por parte de las empresas españolas.

De los pocos en recoger el guante hay que destacar a Bassat. Enric Pujadas, presidente del grupo Bassat Ogilvy, decía hace poco en el diario El País: "Google ha descolocado a todos", destacando que "el reparto de la inversión publicitaria ocupa en Internet un 2%, el mismo porcentaje destinado al cine"... Google ha descolocado y preocupado especialmente a las agencias y especialistas en publicidad. Hay una buena razón: la herramientas publicitarias de Google permiten una desintermediación de los servicios publicitarios "burocráticos" convencionales. No obstante, abre la posibilidad de otros servicios más especializados de un más hondo calado.

Mientras que los profesionales de la publicidad salen del "decoloque"... los jóvenes ya dedican más porcentaje de su tiempo a Internet que a la TV y las empresas responden inviertien sólo el 2% de su gasto total publicitario... Hay algo que no cuadra ¿no creen?

¿No piensan que es hora que las empresas españolas despierten a la hora de diseñar sus campañas de publicidad?

Información relacionada con Google, publicidad online, etc...

martes, julio 18, 2006

Nanotecnología en la UIMP

El "trabajo electrónico" también se amontona. Es curioso como, tras unos días de viaje y sin conexión, las lecturas atrasadas reclaman un tiempo difícil de ganar. Entre las mismas, me llena de satisfación que la UIMP se haya animado este año a organizar un curso sobre Nanotecnología (aunque vestido de "Nuevos materiales", Ver la interesante reseña del diario El País: Nuevos materiales para hacer frente a nuevos desafíos tecnológicos).

También hay otro previsto en la UIMP sobre Nanomedicinas y medicinas innovadoras (ver ficha del curso).

Me llama la atención los apasionados debates que tienen lugar en un país como el Reino Unido en materia de nanotecnología y, muy especialmente las iniciativas que se toman respecto a este tema... Quizás sea un país que, pese a su rico pasado histórico, se preocupa muy especialmente de mirar al futuro.

Me pregunto yo si sería posible aliñar nuestras preocupaciones y grandes debates constitucionales, estatutarios, jurídicos, inmobiliarios y sociales con unas gotas de nanotecnología, esto es, de futuro.

Información relacionada con nanotecnología:

viernes, julio 14, 2006

La Administración electrónica

Hoy publica el diario Información la noticia de mi incorporación al Consejo Asesor de la Administración Electrónica. Quizás el hecho no es merecedor de ninguna noticia y aunque lo sabía desde hace aproximadamente dos meses, no lo había compartido con casi nadie.

Pero, bueno, me da la oportunidad de expresar mi deseo de que ojalá sepamos aportar un granito de arena en favor del desarrollo de la sociedad de la información en España a través de esta importante vía que es la administración electrónica.

Y, lo más importante, señalar a los que generosamente participáis en este blog aquello de: "Ideas son muy bienvenidas". Gracias.

jueves, julio 13, 2006

España y América Latina: reencuentro en la era de la Globalización

Interesante artículo de la revista online Universia-Wharton con el título: América Latina: de pozo de pérdidas a inversión rentable. Desde que conocí a Hans Koehler en la Wharton allá por 1988 no he dejado de asombrarme por la capacidad de diagnóstico y análisis internacional de la considerada por muchos mejor Escuela de Negocios y finanzas de los Estados Unidos.

El citado artículo nos recuerda el dato ya conocido de que "más del 40% de las inversiones de España en el extranjero se han hecho en América Latina, y esa experiencia ha sido fundamental para que hoy sea líder mundial en grandes sectores económicos, desde la banca a las telecomunicaciones, pasando por constructoras y los transportes".

La región, que hace años era "un pozo de pérdidas" para empresas multinacionales de todo el mundo (especialmente norteamericanas), se ha transformado en el espacio más rentable para la inversión de cualquier compañía.

Nos recuerda también, según datos de la Central de Balances del Banco de España, que las empresas españolas tienen invertido más de 84.250 millones de euros en América Latina. Esta presencia, según Wharton: "ha permitido modernizar y distribuir a todos los latinoamericanos elementos fundamentales para la vida y para su economía".

El nuevo reencuentro entre España y América Latina

Que miopía tendríamos si este reencuentro no sirve para superar herencias de un pasado histórico no bien asimilado y comprendido en ambos lados del Atlántico. Compartimos algo más que lengua y cultura. La historia nos vuelve a dar, de forma generosa, otra gran oportunidad. Ojalá abunden estadistas de la sensibilidad y de la diversidad en esta era de globalización.

Si se me permite una pequeña licencia... que Wharton no menciona. Hay logros importantes en esta nueva era que convendría no olvidar. Junto a esta inversiones hoy España, Portugal y nueve países de América Latina han formado la red universitaria más importante del mundo con casi un millar de universidades.

Y la oportunidad este tipo de iniciativas tiene mucho que ver con algo fundamental que sí señala Wharton en el artículo:

El esfuerzo en capital humano y social para mejorar la competitividad y para combatir la pobreza es fundamental. La inversión social que se logra con la educación, formación complementaria e investigación es condición necesaria para competir en el mercado global. Y para extender la educación, la cultura y la formación profesional, el capital humano de América Latina tiene la capacidad de adaptarse, de absorber la cultura empresarial y de aprender con plenas posibilidades de competir con cualquier país del mundo....

...Es preciso recuperar el prestigio y afecto social de la ciudadanía latinoamericana. Superar la desconfianza, el hastío social y convertirse en empresas propias y queridas, comprometidas y responsables con la sociedad latinoamericana. De la misma manera que las empresas noruegas han acreditado una imagen internacional de defensa y respeto a los derechos humanos en todo el mundo. De la misma manera que las empresas suecas han acreditado una imagen de empresas ecológicas en todo el mundo, las empresas españolas en Latinoamérica" deben construir una imagen de responsabilidad social con los pueblos de Latinoamérica.

Temas relacionados:

miércoles, julio 12, 2006

Blogs en Editorial Prensa Ibérica

En alguna ocasión he remitido desde este blog al dossier de prensa de la UA refiriéndome a los artículos quincenales que se publican en el diario Información. La desventaja es que al tratarse de una imagen hace posible la lectura, pero no la navegabilidad ligada al hipertexto o a la interactividad asociada por ejemplo a los comentarios.

Editorial Prensa Ibérica acaba de lanzar su sección de blogs que he tenido el privilegio de inaugurar con uno temático sobre Tecnología Aplicada. A partir de ahora, se publicaran en dicho blog todos aquellos artículos que hagan referencia a las nuevas tecnologías, Internet, etc. Me alegra la iniciativa no sólo por las razones operativas que he señalado, sino por el creciente valor que se le confiere a los blogs desde los casi todos los medios de comunicación sin excepción.

martes, julio 11, 2006

Saber escuchar

"La naturaleza le ha dado al hombre una sola lengua y dos oídos para que pueda escuchar el doble de los que habla" (Epicteto).

Las ciencias pitagóricas no son sino los dos primeros pasos del filosofar, que consiste en aprender a ver y saber escuchar, es decir, las dos actividades humanas por excelencia (Platón, Libro VII de la República).

Creo que vivimos en una sociedad que no escucha. Que no sabe escuchar.

Nuestro entorno prima el culto a la imagen, los mensajes, la necesidad de imponer nuestras percepciones, opiniones, argumentos, impresiones, incluso nuestras majaderías... Hay veces que me han hecho una pregunta y antes de empezar a hablar, el interrogador ya había empezado a contestarla él mismo... ¡el colmo!

Puedo dar fe que esto es muy común en el mundo de la empresa... Se lanzan mensajes continuamente para afianzar un determinado interés, pero se hacen oídos sordos de voces, conocimientos y problemas que merecerían ser escuchados. ¡Qué peligroso es esto! Volveré más adelante con esto.

Quizás el ser humano ha llegado a tomar conciencia de que está integrado en un entorno en el que hay un exceso de información, tanta que es imposible asimilar... Y en este entorno intenta como principal objetivo que su pequeña parcela de información (anexa a intereses, preocupaciones, problemas...) prevalezca, subsista, incluso destaque, sobresalga... para ello vocifera, repite, insiste, matiza, adula, habla sin parar... pero no escucha.

La ausencia de críticas alimenta la osadía de nuestras habladurias

Quizás también tenga esto que ver con la ausencia de debates y críticas. Aquella máxima norteamericana de las relaciones públicas de los cuarenta y cincuenta: "el mejor modo de ganar una discusión es evitarla". No discutas, deja mensajes... Hoy, incluso hasta los debates políticos están inmersos en esta sibilina "técnica" (salvo las conocidas excepciones).

Al final, todos nos atrevemos a decir unas sandeces increíblemente gordas. Nunca hemos sido tan especialistas y tan ignorantes y, sin embargo, tan dogmáticos y osados a la hora de ilustrar o argumentar nuestros disparates. Pero, por lo general, puedes hablar sin correr el riesgo de que te critiquen ácidamente. Son las reglas de la "buena educación" en una sociedad de perfil mediático. ¡Incluso en el fútbol! Los comentaristas múltiples tratan de ganar micrófono, pero sin entrar en polémica con el compañero de al lado.

Saber hablar, saber escuchar

Cuántas veces habremos dicho que tendríamos que enseñar a nuestros alumnos el arte de la expresión y quizás la oratoria. Salen de nuestras aulas llenos de conocimientos que no saben expresar, ni comunicar adecuadamente... ¿Pero qué ocurre con el arte de saber escuchar? Pueden llegar a ser jefes, formar parte de equipos... y quizás en algún momento echen de menos lo necesario que es saber escuchar (mal síntoma si ni tan siquiera llegan a tomar conciencia de esto).

Conozco algunas personas que en todo esto constituyen la excepción. Generalmente todas han llegado muy lejos. Tengo el privilegio de haber trabajado con algunas de ellas. Alguna me ha impresionado profundamente por su inteligencia y ahorro de lenguaje. Hablan poco y muy perspicazmente; escuchan atentamente y suelen hacer unas pocas preguntas muy agudas y concretas... Su actitud y su aptitud suelen impresionar a propios y extraños.

Desde que soy consciente de este problema, cuento hasta cinco antes de empezar a hablar... Y me va bien, por lo general aprendo muchísimas más cosas escuchando atentamente a mi interlocutor. Cuando tengo ganas de hablar -como ahora mismo- escribo un blog. Aconsejo que lo practiquen, aunque bien es cierto que en nuestra sociedad se corre el riesgo de estar horas y horas callado, mientras nuestro interlocutor aprovecha hasta agotar nuestra paciencia... Programen una llamada en su móvil, por si acaso...


¿Qué tiene que ver "saber escuchar" con Internet?

No voy a hacer un malabarismo dialéctico. Pero lo cierto es que las máquinas nos escuchan pacientemente y en su operativa prestan un servicio muy valioso que hay que saber aprovechar. Pocos -vamos a ser realistas, casi nadie- escucharían el contenido de este blog. Pero... ¡quién sabe!, dentro de una semana alguien preocupado por estos temas, tendrá aquí una reflexión más o menos valiosa. La ventaja de Internet es que los contenidos se almacenan, y los buscadores, de forma bastante eficiente, nos los facilitan cuando los necesitamos.

Foros, blogs- comments, encuestas, redes sociales, hay un "gran vocerío silencioso" aquí en la red. La tecnología que escucha, ordena y proporciona la información en el momento dado. El papel de los buscadores es fundamental en este sistema de información global. Siempre me imagino Internet como una gran biblioteca sin fichas ni catálogos donde se almacena eficientemente la información, gracias al papel de los buscadores. No importa si la información es mala, quedará -generalmente- en la "estantería" virtual más escondida. Lo relevante aquí es que la más interesante se nos muestre visible y cómodamente accesible.

Y aunque sería aconsejable que los humanos no olvidáramos la importancia de saber escuchar, lo cierto es que hay un gran potencial en Internet ligado a la eficiencia de las tecnologías que se desarrollan día a día (el caso de los blogs) para facilitar la asimilación de una muy creciente información. Una eficiencia basada en la "escalabilidad" de la información, jerarquizada convenientemente.


Saber escuchar en la empresa

Vuelvo al principio cuando me refería a la empresa comentando el peligro que llevaba consigo la pérdida de habilidades para escuchar. Las nuevas tecnologías facilitan unas herramientas valiosísimas a las empresas para escuchar y aprender de clientes, proveedores, trabajadores, equipos de trabajo, departamentos... El conocido feedback que tan de moda está en las consultorías de empresa.

Me atrevería asegurar que en grandes organizaciones, el desarrollo de estas habilidades va a ser determinante para garantizar el liderazgo y competitividad de una empresa. Y, en la pequeñas, un factor de supervivencia.

Cuando las empresas hacen páginas webs pocas piensan en un sistema de información de estas características... Y créanme, deberíamos aprender de los filósofos griegos si estamos preocupados por la competitividad, en su defecto, la tecnología.

El "post" me ha salido muy largo, me estoy imaginando un sufrido interlocutor que hubiera tenido que aguantar este soliloquio...

Información relacionada:

domingo, julio 09, 2006

Las webs de las empresas

Hoy domingo se publica un artículo en el diario Información con el título: "Cómo hacer un sitio web de una empresa". Tienen una reproducción en imagen en el dossier de prensa de la Universidad (aquí).

Las webs de la empresas como indicador de la sociedad de la información en España

Precisamente ayer sábado el diario El País recogía algunos datos sobre este tema a través de un estudio de red.es con el título: “La Sociedad de la Información en la Empresa. Retrospectiva 2002-2005”.

Al parecer, según la citada fuente, el 90% de las empresas españolas estarían conectadas a Internet, pero sólo el 50% tendría página web. Pero el problema quizás no sea que la mitad de las empresas españolas carezcan de páginas webs; el problema sería, en mi opinión, la calidad, cometido y alcance que tienen los sitios webs de las empresas en España. Creo que merecería la pena que se hicieran tesis doctorales en España sobre esta cuestión.

Siguiendo con el citado informe, el 60% de las empresas dispone de una red local, que sólo en el 10% son espacios inalámbricos. Tampoco es muy tranquilizador que sólo el 47,68% de los empleados utilice el PC (al menos una vez por semana) y que un poco más de la tercera parte, el 33,55%, acceda a Internet.

El mes de noviembre del año pasado tuve la oportunidad de escuchar a Pedro Solbes en las XXV Jornadas de Alicante sobre Economía Española. El vicepresidente segundo del gobierno dejó muy claro su diagnóstico sobre las razones de la pérdida de competitividad de las empresas españolas. No me voy a extender al respecto, pero alguna vez, sin embargo, este país tiene que superar la aplicación de la máxima "la mejor política industrial es la que no existe" instaurada un tanto dogmáticamente cuando Carlos Solchaga era ministro y eficientemente practicada por todos los ministros de industria desde entonces. Claro, y algunas cosas han cambiado bastante desde entonces.

Información relacionada con webs, internet, empresas...

sábado, julio 08, 2006

Un office universitario

A veces me imagino con un ordenador que lleva un sistema operativo tipo Linex y con un "office universitario" desarrollado por las propias universidades. Incluso que parte de la filosofía web 2.0, de herramientas existentes en la web, con desarrollos muy concretos y específicos, integrables a su vez con herramientas como los campus virtuales, los blogs personales, etc. No es muy difícil imaginarlo...

El ejemplo de Linex, sigue...

Me ha llamado siempre la atención el Linex de Extremadura, por el mérito que tiene su apuesta y lo acertado de su desarrollo. Lo he llegado a conocer incluso hasta en la práctica a través de una experiencia personal muy útil de aprendizaje. Y hoy leo lo siguiente en red.es:

"La Fundación “One Laptop per Child” (un portátil por niño), que fabrica ordenadores a muy bajo precio -cien dólares la unidad- para niños de países en vías de desarrollo como manera de contribuir a reducir la “brecha digital” en el mundo, colaborará con la Junta de Extremadura para incorporar a dichos aparatos el sistema gnuLinEx"

Se trata del conocido proyecto de Negroponte que, aunque enfade a algunos (fundamentalmente a Microsoft), se está abriendo paso poco a poco. El software libre es una pieza esencial del proyecto que se plasma en la práctica en un portátil a cien dólares con altavoces, puertos USB y WI-FI, además de "una estructura resistente a los rigores de la plena intemperie en la que los niños estudian en multitud de países del Tercer Mundo".

¿Un office universitario?

Para qué cargar la memoria y capacidad de almacenaje de un ordenador si se pueden utilizar herramientas gratuitas de calidad en la red. ¿Por qué no utilizar su memoria y capacidad de almacenaje para un software relevante pensado para los universitarios y sus necesidades específicas...

El software libre es, más que una opción, una declaración de principios. El capital humano de las universidades (profesores y alumnos) constituye una oportunidad de demostrar la capacidad de la nueva economía del conocimiento y su apuesta por el contenido abierto.

Linex es un ejemplo cercano, entre otros muchos, de la capacidad de un sistema abierto para evolucionar de forma admirable en un entorno no precisamente ligado al SiliconValley.

Ejemplos como el que mencionábamos ayer del traductor OpenTrad, vienen a poner de relieve los excelentes logros que da de sí la cooperación interuniversitaria... ¿Por qué no acometer otros temas en el ámbito universitario?

Se nota que vuelve a ser sábado... mis disculpas.

viernes, julio 07, 2006

Las críticas al pago por clic

Me entero a través del blog de Albert Armengol del artículo "Google is killing the economics of content". No son recientes, ni pocas las críticas de expertos al pago de anuncios por clic (por ejemplo, el programa Adwords de Google), lo que podría de alguna forma vincularse de forma negativa a la efectividad de la propia publicidad contextual. No me he pronunciado antes al respecto, aunque he hablado con cierta frecuencia de la publicidad contextual y, dicho sea de paso, en términos muy favorables (ver también: Google Adwords, Adsense y algunas reflexiones).

Las críticas al pago por clic

Comenta Armengol que el 'maná' del pay per clic ( a través de Google adsense y otros) ha hecho florecer los 'especuladores del contenido' ( "individuos que aprovechan las practicamente nulas barreras de entrada de poner un site online para vivir a costa de la ingenuidad internetera del personal"). Esta queja ha sido muy frecuente en foros relacionados con Google (por ejemplo en los de Dirson) en los que continuamente se citan casos de webmasters que "construyen" páginas optimizadas para buscadores con contenidos mínimos o irreales y anuncios Adsense. Dado el escaso valor del contenido, los anuncios serían lo más atractivo a los ojos del usuario, y para el webmaster una práctica rentable en el objetivo de generar ingresos publicitarios, lo que, hipotéticamente, fomentaría la baja calidad de contenidos de la red.

De entrada, creo que Google haría bien en restringir la inserción de anuncios Adsense en sitios que tuvieran una calidad mínima y que no desvirtuaran la función informativa y de servicio de la red.

No tengo tan claro si la vía es el coste por acción (cost per action). El coste o pago por clic ya es muy generoso con los anunciantes al proporcionarle por miles de sites "visualizaciones" gratuitas a modo de "anuncio valla" virtual. Un coste por acción llevaría consigo más garantías para el anunciante, pero quizás a costa debilitar los ingresos de la red, y por extensión, debilitar el desarrollo de esta.

La escasa validez de los trucos de los webmasters

Cierto es que este tipo de sitios "especuladores de contenido" existen, pero a mi modo de ver su relevancia en el posicionamiento es muy escasa. Los buscadores priman con bastante eficacia el contenido real de una página, acotando el alcance de los inumerables "trucos" que los webmasters han desarrollado, desarrollan y desarrollarán. No es la primera vez que Google ha retirado de sus resultados de búsqueda sitios bastante conocidos por llevar a cabo prácticas fraudulentas. Y no sé si me equivoco, pero tengo mis dudas de que realmente ese tipo de sitios sean realmente rentables.

En todo caso, no es un problema o debilidad de de la publicidad contextual. Está más relacionado con la necesidad de una depuración de los algoritmos de búsqueda que relegue a este tipo de páginas como absolutamente irrelevantes. Si a ello se uniera una política restrictiva o más selectiva de Adsense, el problema sencillamente dejaría de existir.

En todo caso, me alegran las exigencias de calidad con todo lo relacionado con Internet. Pero todo esto me recuerda un poco el tema del spam vía correo electrónico. A través de los filtros al uso y, en última instancia con mi ratón, no tardo más de dos minutos en eliminarlo y eso que he llegado a recibir más de 200-300 correos al día. Por el contrario el "spam postal" de toda la vida me lleva por la calle de la amargura. Cada día recibo cientos de cartas, costosos folletos, libretos, etc. en papel que tengo que tirar a la papelera, casi sin abrir. Si algo me interesa no sé donde archivarlo y lo que es peor, si trato de encontrarlo cuando han pasado algunos meses a buen seguro estaré más de media hora revolviendo cosas. No obstante, nos rasgamos las vestiduras por perder unos minutos con el insorportable e inadmisible spam.

Información relacionada con la publicidad contextual:

miércoles, julio 05, 2006

Opentrad

Sí, Opentrad es uno de los proyectos de los que debemos sentirnos orgullosos en nuestra Universidad. A él le dedico mi antención en el artículo: Traducción automática al catalán gallego, vasco…

Mi enhorobuena Mikel, todavía recuerdo los espléndidos resultados de interNOSTRUM, hoy Softcatalà, y el excelente traductor al portugués de Universia. Opentrad, es una excelente continuación de una línea de trabajo e investigación extaordinariamente interesante. Y dice mucho a favor del autor que siempre tuvo claro el valor de la filosofía del código abierto...

martes, julio 04, 2006

Descartes, Ortega y los blogs

Dentro de unos días se cumplirán tres meses desde que inicié esta experiencia. A la comodidad y tranquilidad que proporciona escribir un blog perdido en la blogosfera, debo agregar lo estimulantes que resultan comentarios asiduos, inteligentes e ilustrados. Un voto más a favor del lema "el conocimiento que se comparte, crece". Es evidente que el conocimiento individualizado que se reserva y no se difunde es difícilmente productivo, al menos en términos sociales.

La duda cartesiana, los especialistas y los blogs

El título de este post me lo ha sugerido el primer comentario realizado en el anterior post. Me ha servido de mucho, puesto que me ha hecho reflexionar sobre este nuevo género en el que participo que son los blogs. El comentario es mucho más generoso de lo que merezco, por tanto voy a intentar, más torpemente en la dialéctica y conocimiento, rebajar mi autoestima.

Siempre me he sentido cómodo con la duda cartesiana, no como herramienta metodológica superada, sino en lo que supone de actitud o de humildad a la hora de asimilar, percibir y dar opiniones sobre un tema en particular. Hay veces que la duda sistemática en algunos temas difíciles me ha hecho reflexionar fructíferamente, me ha restado impulso resolutivo, pero me ha proporcionado prudencia y precaución, valores no siempre bien ponderados en nuestros días.

Quizás por esta razón me siento cómodo con el término "opiniones", es sencillamente modesto. Me quedo más tranquilo con unas opiniones compartidas con aquellos que tienen la paciencia y generosidad de leerme. Esto sería imposible con otro método de edición convencional (pocos editores las publicarian), pero los blogs lo hacen posible.

La evocación a Ortega me lleva al carácter cómodo y libre que se suele imprimir en la mayoría de los blogs. Y este no es una excepción. Madariaga decía de Ortega que era "conservador de instintos, liberal de costumbres y anarquista de tendencias innatas". Participando, sobretodo de esto último, se va teniendo un cuadro más completo sobre mis blogs.

Pero sería injusto mencionar a Ortega sin recordar sus prevenciones y reservas sobre los riesgos de la especialización. Y aquí está quizás la más dolorosa de las restricciones, hablando de mis blogs. La compartimentación del conocimiento nos hace frecuentemente analfabetos arrogantes e ignorantes pretenciosos en nuestra minúscula isla temática. De ahí que alguno de mis blogs -concretamente el denominado Globalización del conocimiento- intente paliar esto, invitando a ilustres amigos y colegas a que hablen de literatura, arte, patrimonio, arquitectura y urbanismo, geopolítica, etc.

Así las cosas, me debo quedar con la modesta pretensión de proporcionar unas "opiniones" en este blog, alegrándome y estimulándome que, circunstancialmente, un generoso e ilustrado "comment" eleve a "conocimiento" algún pellizco de blog. También el blog es en esto ideal, puesto que permite paliar, con intervenciones de personas con una formación generalista o de otros especialistas que aportan puntos de vista extraordinariamente enriquecedores, las limitaciones y deficiencias de un blog. Hasta el punto de que lo humilde sea el post y lo realmente interesante, el "comment".

Duda metódica, especialización, comments... Habrá que inmiscuirse en esa senda colectiva que es la blogosfera y lejos de disquisiciones científicas metodológicas, descubramos que, en el fondo, los humanos lo que queremos es buscar la verdad, aunque sea torpemente. Bueno, esto ya lo dijo San Agustín, me diría mi admirado amigo F. R.

Gracias a todos, especialmente a mi entrañable "anónimo".

Nota: Post pendiente de revisión (por muchos años)

lunes, julio 03, 2006

Trabajar en la web o en un ordenador personal

Por más que he intendo convencer a algunos colegas universitarios para que trabajen en la web con herramientas como Delicious, Gmail, Netvibes, Writely, Blogs, Picassa o Flickr, etc. es difícil abandonar la vieja idea de "mis cosas en mi PC". Sólo la experiencia y la madurez como usuario te va predisponiendo progresivamente a cambiar la forma de trabajar.

Una idea original de SUN

Quizás Sun Microsystems se anticipó mucho con una idea fuerza, trabajar desde cualquier PC, pero que requería una madurez mayor por parte del usuario. Todavía recuerdo al Presidente de SUN España, José Cabrera, defender esta filosofía en diversos encuentros que mantuvimos. Efectivamente, hay que reconocer que es más sencillo que las personas se desplacen y que las máquinas se adapten a que cualquier usuario trabaje con ellas. Es más racional que la persona encuentre un espacio de uso personal en la web, singularizado de acuerdo con sus preferencias y donde ha almacenado toda la información...

Pero este planteamiento quizás chocaba con la idea del "viejo escritorio", y cosas tan asumidas como "la información en mis cajones, bajo llave", "mi portafolio y mis fotos en mi mesa", tan intensamente vividos durante décadas en todas las oficinas presenciales. La realidad virtual ya nos cambiaba demasiadas cosas. Nos daba "seguridad" que nuestro ordenador personal reprodujera los viejos esquemas del despacho tradicional. Windows Office y su escritorio se aprovechó de una percepción psicológica del usuario que había trabajado durante décadas de esa forma. Lo de Sun Microsystems era más racional y lógico, pero quizás era avanzar demasiado rápido. Además el portatil vino a echar una mano a las necesidades de "movilidad"...

El dilema: trabajar en la web o en mi ordenador personal

En los últimos diez años me habré quedado "colgado" (gravemente) no menos de veinte veces (quizás por el trabajo intensivo al que someto a mis ordenadores). Quiero decir perdiendo información muy valiosa o muchas horas de trabajo. La última vez fue ayer domingo, quizás por esto me ha venido la necesidad de escribir este post. Un ordenador portátil nuevo, con menos de dos meses, no me deja arrancar el sistema operativo windows, no sé aún si se trata de un fallo de hardware o del sistema operativo.

Cuido bastante tener actualizado mi antivirus, o pasar periódicamente una versión actualizada de Lavasoft. Al ser el ordenador muy nuevo no había procedido a realizar ninguna copia de seguridad. Una vez más, corro el riesgo de perder información muy valiosa para mi y muchas horas de trabajo, algunas irrecuperables.

Sin embargo, esta mañana puedo seguir trabajando en gran medida porque mi dependencia del ordenador personal se ha reducido bastante. El correo de Gmail sigue funcionado, gratuito y con elevada capacidad de almacenaje, tiene prestaciones brillantes y me permite acceder desde cualquier ordenador. Tengo una gran parte de mis favoritos en del.icio.us o sindicados en Netvibes. Escribo desde Blogger este blog sin problemas... Algunos documentos valiosos los tengo en writely. Y las calificaciones de los exámenes de mis alumnos están seguras en el campus virtual de la universidad al que accedo por la red...

Lo que en mi caso generacional lo califico como algo a destacar, para los jóvenes es algo ya muy asumido. Sus fotos, sus espacios de redes sociales, sus blogs... Todo esto les está creando una mentalidad propicia a admitir sin reservas una nueva forma de trabajar en la que el software y la información personal está en la red y se accede a ella a través de la red.

La verdad es que nunca he tenido problemas con estos servicios gratuitos. Allí está almacenada la información esperando a ser utilizada desde cualquier ordenador que esté conectado a Internet. Probablemente, se avanzaría más deprisa con esta vía si los gobiernos adaptaran sus normas a estos nuevos planteamientos de foma que los recelos en relación con la confidencialidad, responsabilidad, seguridad, etc. quedaran minimizados. Pero tal como están las cosas, mejor olvidarlo...

domingo, julio 02, 2006

¿Son los mundos virtuales el futuro del aula?

Hoy domingo leo un artículo atrasado de Stefanie Olsen en CNET News con el título: Are virtual worlds the future of the classroom?. Entresaco un frase general que me ha llamado la atención:

They say many people automatically fear that games can't teach kids anything valuable, or worse, that they're a waste of time. With the rise of MySpace, many parents are also worried that kids aren't safe against predators in digital communities.

Aunque me vienen a la mente algunos comentarios, prefiero dejarlo como post a la espera de alguna otra reelectura y de conocer algo más sobre este tema en el que me consta se trabaja e investiga en la UA en estos momentos de forma muy competitiva.

En otro ámbito educacional, estoy impaciente por leer este otro artículo, también atrasado, de Bryan Alexander "Web 2.0: A New Wave of Innovation for Teaching and Learning?" publicado en Educause.

Los domingos por la tarde, ya se sabe...

Información relacionada: